viernes, 3 de octubre de 2008

Te fuiste con el Sol

Hace poco publiqué estos versos en Prosófagos.

Hice una especie de introducción al tema. Al poco de publicarlo, ñam, una excelente escritora que pulula por el foro, me dejó un comentario tan acertado, tan lleno de imágenes, construyendo una descripción fabulosa del personaje, que no pude resistir la tentación de pedirle permiso para reproducir su comentario y así engrandecer la figura del homenajeado.

Aquí va la introducción, los versos y la palabra y su valía en los comentarios de ñam.

"Ahora hace veinticinco años que murió José Pérez Ocaña. Andaluz afincado en la Barcelona de los 70. Persona, artista, homosexual, libre.
De Ocaña siempre llevaré una respuesta suya que le escuché en una entrevista en un programa radiofónico de madrugada y decía algo más o menos así:

- Ocaña, para ti ¿qué es la cosa más triste?

- Lo más triste para mi es cerrar un libro y no saber lo que he leído.

Valgan estas rimas como sencillo homenaje.

Hay cosas que nunca mueren."

TE FUISTE CON EL SOL

Tú, luz en la oscuridad
de un tiempo, en una nación
de misa y comunión,
devota a la autoridad,
banderas y falsedad.

Tú, aire renovado
en un moribundo estado
en donde la voz alzaste,
con valor te rebelaste
dignificando el pecado.

Tú, diablo controvertido,
nos dejaste tu legado
aun cuando estés olvidado.
Siempre huiste del balido,
libre loco travestido.

Mas, no es cosa que extraña
pues es normal en España
lapidar al diferente
que provoca con la mente.
Por eso me gusta Ocaña.

JuanManué

Comentario de ñam:

"Y a mí. Y mucho.

Gracias Juanmanué, por este homenaje. Si me permites voy a poner un par de enlaces aquí referidos a Ocaña.Ocaña, tan auténtico, tan humano, tan analfabeto, tan instintivo, tan natural, tan listo, tan mariconazo, tan tierno, tan valiente... En fin, que viva Ocaña, y mil veces, un tío con un par de cojones (pero de los de verdad, de los capaces de cantarse el Yo soy esa en un bar lleno de gente en la España de los setenta absurdamente vestido de coplera. Esos, esos son cojones, a ver cuantos machoman de esos tan gallitos que se ven por ahí serían capaces. Y no entonces, ¡hoy!)

"Siempre huiste del balido,
libre loco travestido."

Ole, compañero"

2 comentarios:

Manuel dijo...

Gran personaje, echándole huevos al régimen, para ser él mismo. Gracias por darlo a conocer.

Esther dijo...

No conocía a Ocaña. Gracias a vos y a Ñam, ahora, sé de su existencia (honorable existencia, a diferencia de la existencia de muchos "honorables")

Gracias.

Esther